264. Joder la marrana

¡Muy buenos días! Bienvenidos, bienvenidas a Fluent Spanish Express Podcast. Todos los días, de lunes a viernes, contenidos con consejos, con recursos y recomendaciones para llevar vuestro español al siguiente nivel. 

Hoy, miércoles 7 de septiembre de 2022, episodio número 264. Un episodio en el que vamos a hablar de una expresión que utilizamos los nativos españoles. Su significado y el origen de la expresión en cuestión.

En este enlace podéis probar durante 1 semana el programa de hábitos de manera totalmente gratuita: https://fluentspanish.express/gratis/

[edd_restrict id=»1035″]

Joder la marrana

Es común decir la expresión ‘joder la marrana’ para hacer referencia a algo que se fastidia/estropea. Un ejemplo, estamos tranquilamente en una terraza tomándonos una cervecita bien fresquita y llega de repente un grupo de personas ruidosas a molestas (seguro que son españoles): ‘Con lo tranquilos que estábamos y llegan estos a jodernos la marrana’.

Pero antes de explicar el origen de la expresión es conveniente conocer el significado de los dos términos que la componen. Por una parte la palabra ‘joder’, de sobra conocida que además de ser un vulgarismo para referirse al acto sexual también se utiliza como sinónimo de jorobar, dañar, fastidiar, estropear, descomponer, deshacer o vulnerar.

Por otra parte, la ‘marrana’ a la que alude la expresión, al contrario de lo que algunas personas puedan pensar, no se refiere a la hembra del marrano (cerdo) sino al eje de la rueda de la noria (teniendo en cuenta que esa noria no es la que nos encontramos en una feria o parque de atracciones, sino el artilugio compuesto de dos ruedas engranadas con la que, mediante recipientes, se subía el agua de los pozos).

El chirriar de ese engranaje al girar recordaba en cierta manera al gruñido del animal, de ahí que se utilizase ese término, debido a que antiguamente era muy común asignar a algo el nombre cuya onomatopeya evocaba alguna cosa.

Por tanto, el origen de ‘joder la marrana’ proviene de la acción de sabotear la noria atrancándola con algún palo o barra de hierro e incluso echando arena. De ese modo se impedía el giro de la noria siendo un perjuicio para el propietario del pozo. Cabe destacar que algunas fuentes también apuntan a la noria de los molinos y a la disputa que había entre los campesinos que iban a moler el trigo por el turno en que les tocaba: el que primero molía antes tenía su harina y podía venderla, así que, en algunas ocasiones, los otros agricultores trataban de sabotearlo jodiendo/estropeando la marrana.

[/edd_restrict]