430. ¡Anda! Significados y usos.

Transcripción del podcast

Fluent Spanish Express Podcast, episodio número 430. Aquí tenéis todo el español que no os enseñan los libros. ¡Comenzamos!

Muy buenos días, bienvenidos, bienvenidas a un nuevo episodio de Fluent Spanish Express Podcast. Hoy es viernes, 20 de octubre de 2023. Mi nombre es Diego Villanueva y como siempre os traigo todos los días, de lunes a viernes, un nuevo episodio del podcast más desafiante de español avanzado, sin adaptar la velocidad ni el vocabulario, sin guión, sin filtros, el español tal y como lo hablamos los nativos españoles.

Y hoy un episodio para terminar la semana de viernes, pues cortito. Sí, cortito. Voy a hacer un episodio en el que os voy a explicar una cosa de esas que os gustan, de esas que no se enseñan en los libros.

Y es que ayer en la newsletter, en www.fluentspanish.es, preguntaba a los suscriptores y suscriptoras pues cuáles eran esas expresiones o palabras que más les habían llamado la atención últimamente.

Y Sara, una suscriptora, me decía:

«Una interjección que he oído recientemente es anda y he escuchado algunas explicaciones para entenderla, pero todavía no estoy segura de que entiendo todos los usos posibles.»

Así que en el episodio de hoy, que ya os digo que va a ser muy cortito, voy a explicar cómo utilizo yo esta interjección anda.

Y es que anda es un imperativo del verbo andar. Ni más ni menos, es un imperativo. Pero aquí en España, y digo en España, lo hemos reconvertido a una interjección. La utilizamos, bueno, hasta aburrirnos, la utilizamos constantemente.

Yo la utilizo muchísimo y en este episodio pues voy a explicaros rápidamente algunas situaciones en las que yo lo utilizo y para que veáis un poquito también cómo funciona la entonación de esta expresión.

Para expresar sorpresa

En primer lugar, uno de los usos que más le doy a esta interjección es para expresar sorpresa. Por ejemplo, si me escribe un suscriptor o suscriptora de la newsletter y me dice que vive en España, pues a lo mejor le digo:

¡Anda, no sabía que vivías en España!

O si me hablan de su profesión, pues les digo:

¡Anda! ¿De verdad eres astronauta?

Bueno, yo no sé si hay algún astronauta en la newsletter, pero podría decirla perfectamente.

Para apremiar a alguien (meterle prisa)

Además también lo utilizo para apremiar a alguien, es decir, para meterle un poquito de prisa. Y aquí ya no lo digo con tanta sorpresa, no digo anda, sino que lo digo de una manera un poco más cansina. Por ejemplo:

¡Anda! Date prisa, que llegamos tarde.

Fijaos que ahí lo digo con un poco más cansado, con un poco más molesto.

Para dar ánimos a alguien

O también para dar ánimos a alguien. No todo tiene que ser malo. Por ejemplo,

¡Anda! No pasa nada, la próxima vez lo harás mejor.

Por ejemplo, ahí lo utilizo con un poquito más, no sé si de condescendencia, por ejemplo. Anda, no pasa nada, la próxima vez lo harás mejor.

Cuando estoy irritado

Bueno, y también lo utilizo cuando estoy irritado, cuando estoy molesto por algo, por alguien. Por ejemplo, le puedo decir a alguien como:

¡Anda, deja de joder la marrana!

Como anda, deja de fastidiarme.

Cuando algo me molesta

O también cuando algo me molesta, en general puedo decir algo así como:

¡Anda! Otra vez dejaron la puta puerta abierta.

Fijaos que ahí pues lo utilizo para quejarme de algo, que eso ya sabéis que a los españoles nos encanta.

Para pedir algo

Luego también lo utilizo mucho para pedir algo. Por ejemplo, imaginaos que estoy en la mesa y digo:

¡Anda! Pásame ese vaso, por favor.

Para pedir ayuda

O también para pedir ayuda. Por ejemplo:

¡Anda, ayúdame a mover este sofá!

Como veis, es una palabra que utilizamos con el ánimo de hacer que una persona se ponga en movimiento, que nos ayude, ¿no? Anda, ayúdame a mover este sofá, venga.

Cuando descubro algo o me doy cuenta de algo

Y también, por último, otra manera con la que utilizo esta interjección es cuando descubro algo. Esta es bastante parecida en realidad a la sorpresa, aunque en realidad, bueno, pues lo utilizo, ya os digo, cuando me doy cuenta de algo, ¿no? Cuando caigo en cuenta de algo. Por ejemplo,

¡Anda! Así que tú eras la que me estaba robando las galletas.

Eso me jode mucho, la verdad. O luego también, por ejemplo:

¡Anda, ahora entiendo todo lo que me estabas diciendo!

Bueno, pues al final esto es cuando descubro algo, cuando me doy cuenta de algo, cuando caigo en cuenta de algo.

Anda + venga

Y ahora, ya para terminar, una pequeña curiosidad, y es que, bueno, de estas que os gustan, que nos enseñan los libros, y es que yo uso muchísimo, muchísimo la combinación anda más venga. O sea, utilizo anda venga, ¿no? Por ejemplo, en lugar de decir, anda, no me toques las narices, que podría decirlo perfectamente, pues así cuando estoy enfadado digo:

¡Anda, venga! No me toques las narices.

¿no? Este anda venga es muy habitual que lo utilice. Yo la verdad es que utilizo muchísimo esta combinación. Y, por ejemplo, para expresar sorpresa, anda, podría decir, anda, ¿qué me estás contando? Pero yo normalmente suelo decir,

¡Anda, venga! ¿Qué me estás contando?

¿no? Como, bien, una manera más de expresarlo. Por ejemplo, para meterle prisa a alguien, venga,

¡Anda, venga! Que llegamos tarde. ¡Venga, no te enrolles! y venga que nos vamos, ¿no?

Y luego también, por fin, para pedir ayuda, pues,

¡Anda, venga! Ayúdame con esto.

¿no? Pues fijaos que aquí utilizo esta combinación, podría perfectamente solo utilizar anda, o podría perfectamente solo utilizar venga. Al final son dos interjecciones que se pueden intercambiar perfectamente y, como veis, pues, bueno, pues estos son los usos que yo le doy a esta interjección anda.

Espero que os haya gustado este episodio, si os ha gustado, ya sabéis, 5 estrellitas en Apple Podcast, en Spotify y también podéis hacer una donación de un café, ahí tenéis el enlace en la descripción del episodio.

Y también, por último, os invito, como siempre, si queréis descubrir más cosas de estas, estas cosas que nos enseñan los libros, pues, os podéis suscribir gratuitamente a la newsletter en www.fluentspanish.express.

Por cierto, todo esto, la transcripción de este episodio de podcast, también está en la página web, así que simplemente podéis visitarla y ahí, pues, tenéis todas estas expresiones, todos estos ejemplos, para que podáis seguirlos mientras escucháis el episodio. Nos vemos el lunes, que tengáis muy buen fin de semana. ¡Adiós!