443. 3 expresiones para dar una OPINIÓN de MIERDA

Transcripción del podcast

Fluent Spanish Express Podcast, episodio número 443. Aquí tenéis todo el español que no os enseñan los libros. ¡Comenzamos!

Muy buenos días, bienvenidos, bienvenidas a un nuevo episodio de Fluent Spanish Express Podcast. Hoy es miércoles, 8 de noviembre de 2023. Mi nombre es Diego Villanueva y como siempre os traigo todos los días, de lunes a viernes, un nuevo episodio del podcast más desafiante de español avanzado, sin adaptar la velocidad ni el vocabulario, sin guión, sin filtros, el español tal y como lo hablamos los nativos españoles.

Y en este episodio de hoy, bueno, que he querido titular tres expresiones para dar una opinión de mierda, pues ahora enseguida, a continuación os voy a explicar de dónde me ha venido la inspiración para hacer este episodio. Pero antes, como siempre, os invito a que os suscribáis a la newsletter en www.fluentspanish.express, donde todos los días envío un email con un montón de expresiones coloquiales utilizadas en contexto, para que entendáis muchísimo mejor cómo utilizar todas estas expresiones, las expresiones que utilizamos los nativos españoles, y definitivamente llevéis vuestro español al siguiente nivel, en www.fluentspanish.express. Entrad, suscribíos y, bueno, pues seguís escuchando el podcast.

Bueno, episodio de hoy, tres expresiones para dar una opinión de mierda. Bueno, os cuento un poquito el origen, la inspiración de este episodio, y es que estaba en la red social, dicen que profesional, bueno, LinkedIn, que nosotros aquí en España pues siempre decimos LinkedIn, somos así de vastos, pero ya sé que los más puristas podréis decir que no, es LinkedIn y cosas así. Bueno, el caso es que estaba leyendo yo en LinkedIn algunas publicaciones y leí una publicación de una persona que tengo en mi red, que se llama Alfonso Alcántara, que es conferenciante, y bueno, pues me encantan sus publicaciones porque tienen mucho humor, tienen mucha ironía detrás, y bueno, pues su publicación, la publicación que, en este caso yo estaba leyendo, decía cómo reconocer una crítica regulinchi. Y bueno, esto también aprovecho para explicar que regulinchi es una manera de decir que algo no es demasiado bueno, algo regular. Cuando nos hacen una crítica un poco regular, pues ¿cómo estás? Estoy regulinchi.

Bueno, es un poco cursi, podríamos decir, este regulinchi, pero lo que hace es cambiar el sufijo -ar de regular por -inchi, y bueno, pues así utiliza esta expresión, cómo reconocer una crítica regulinchi. Y entonces Alfonso decía que si tras recibir una crítica te motivas inmediatamente para mejorar, se trata de una crítica constructiva. Perfecto. Pero si te dan ganas de no volver a hacer nada nunca más, eso es que recibiste una crítica de mierda, por muy cualificada que fuese, es decir, por que la persona sea un gurú o sea un experto en el campo en el que hace esa crítica, o por muy buena intención que tuviera. Porque, bueno, pues muchas veces hacemos críticas a las personas y, bueno, decimos o pensamos que lo hacemos con buena intención, pero muchas veces estas críticas o estas opiniones, no solicitadas muchas veces, la mayoría de las veces, pues al final caen como un jarro de agua fría en la persona a la que le hacemos esa crítica, básicamente porque ni te la ha pedido ni además entiende por qué le estás haciendo esa crítica.

El caso es que, bueno, pues esto me ha llevado a pensar algunas expresiones, en este caso voy a daros tres, que utilizamos en España para dar opiniones de mierda, opiniones no solicitadas. Cuando no nos piden opinión, cuando nadie nos dice que nos tenemos que meter ahí, no tenemos que meter las narices, pero igualmente opinamos. Porque siempre os digo, y esto es verdad, que los españoles somos opinadores profesionales, nos encanta meternos en la vida de los demás, bueno, pues ponernos en la piel de los demás, pero además de una manera yo creo que asquerosa, es decir, pues haciendo, opinando sobre cosas que no tenemos que opinar o que nadie nos ha pedido.

Y bueno, pues aprovecho para explicaros tres expresiones que son, bueno, un indicador absoluto. Cuando escuchéis estas tres expresiones, echaos a temblar porque es que no viene nada bueno, no viene nada bueno, ¿vale? Y también para que evitéis utilizarlas porque, bueno, pues desde luego que cuando se utilizan, pues es un poco feo. Bien, bueno, son tres expresiones. Va a ser muy rápido este episodio porque es que os las cuento y simplemente os explico un poquito.

No es por nada, pero…

La primera es no es por nada, pero, ¿vale? No es por nada, pero, o la variante no por nada, pero, ¿vale? Cuando decimos no es por nada, sí es por algo, sí es por algo. Si estamos diciendo algo, este no es por nada es la expresión más falsa que os podáis echar a la cara. Cuando decimos no es por nada, es que es por algo. Además, le añadimos para más inri ese pero. El pero ya, también somos, somos especialistas en poner peros a todo, pues no es por nada, pero…

Lo que deberías…

Y entonces, esto nos lleva a la segunda expresión, que es lo que deberías. Todo lo que venga conjugado en condicional, todo lo que venga en condicional con deberías, con el verbo deber, ya es un… bueno, ya es una mierda. Ya cuando decimos a una persona lo que deberías hacer, lo que deberías no sé qué, lo que deberías, lo que deberías, lo que deberías… Cuando decimos eso a otra persona, esto ya nos estamos metiendo donde no nos llaman, ¿vale?

Es solo una opinión, ¿eh?

Y la última, ya para rematar, es es sólo una opinión, ¿eh? Encima ese ¿Eh?, haciéndonos un poquito los ofendidos, ¿no? Como que, oye, para encima que te estoy dando gratis mi opinión, pues que menos que la aceptes, ¿no? Que no te enfades encima, ¿no? Entonces, claro, ¿veis estas tres expresiones? No es por nada, pero… lo que deberías y es sólo una opinión, ¿eh? Bueno, el caso es que esto, por separado, ya es una mierda, pero si las combinamos las tres, ya es el acabo. Esto ya es lo máximo. Por ejemplo, no es por nada, pero lo que deberías hacer es esto. Y bueno, pues es sólo una opinión, ¿eh? O sea, esta, como veis, se utilizan las tres expresiones, se pueden utilizar las tres expresiones en la misma frase y todavía le da más potencia a la opinión de mierda.

Así que, bueno, pues de este episodio, simplemente, pues como curiosidad que sepáis estas tres expresiones, que también, pues yo creo que intentéis no utilizarlas, por lo menos en estos contextos. Y bueno, pues ya veis que a veces, con todas nuestras buenas intenciones, intentamos ayudar a los demás, pero es que a veces hacemos el efecto contrario. Porque las cosas, las opiniones, las críticas, pues no son cómo salen de la persona que la hace, sino de cómo la recibe la persona que… bueno, pues de la manera en la que la recibe la persona a la que le hacemos la crítica. Entonces, muchísimo cuidado.

Por ejemplo, pues, oye, creo que deberías bajar unos pocos kilos, ¿no? Deberías adelgazar, ¿no? Bueno, la persona a la que le estás diciendo eso ya lo sabe. No hace falta que tú se lo digas, ¿por qué? Porque ya vive consigo mismo con su cuerpo y no hace falta que otra persona de fuera le diga lo que tiene que hacer. Así que, bueno, pues eso. Queda este episodio así. Espero que os haya gustado, espero que os haya parecido interesante. Y si os ha parecido interesante, pues ya sabéis, cinco estrellitas en Spotify. Si estáis escuchando en Spotify, tenéis ahí arriba, en donde el nombre del podcast, pues una zona donde pone valoraciones y podéis hacer ahí cinco estrellitas. En Apple Podcast también me podéis dejar vuestros mensajes, vuestras reseñas y, bueno, pues si son una crítica de mierda, no, pero bueno, no, mentira. Podéis dejarme vuestras valoraciones y también, pues, como siempre, os animo a que os suscribáis a Newsletter en www.fluentspanish.express. Nos vemos mañana, que tengáis muy buen miércoles. Adiós.