466. Llegan las rebajas: en busca de chollos y gangas

Transcripción del podcast

Fluent Spanish Express Podcast, episodio número 466. Aquí tenéis todo el español que no os enseñan los libros. ¡Comenzamos! Muy buenos días, bienvenidos, bienvenidas a un nuevo episodio de Fluent Spanish Express Podcast. Hoy es martes 9 de enero de 2024. Mi nombre es Diego Villanueva y todas las semanas, los martes y los viernes, os traigo un nuevo episodio del podcast más desafiante de español avanzado, sin adaptar la velocidad ni el vocabulario, sin guión, sin filtros, el español tal y como lo hablamos los nativos españoles.

Y como cada año, por estas fechas, ya han llegado definitivamente las rebajas a España. Ya sabéis, ese periodo después de la Navidad en el que muchos negocios, muchas tiendas, pues aprovechan para bajar los precios a sus productos, a sus servicios, y bueno, pues una oportunidad, digamos, de oro para comprar todas esas cosas que queremos comprar de bajadas y también para comprar todas esas cosas que no necesitamos y que terminamos comprando.

En el episodio número 154, hace ya dos años nada más y nada menos, hablé del origen de las rebajas como concepto, algo que pues se inventaron, como no, los americanos, y bueno, pues también contaba cómo llegaron a España las rebajas. También lo cuento hoy en la newsletter y esto fue en los años 40, hace ya casi 100 años, bueno, va para 100 años, gracias a Sederías Carretas. Sederías Carretas no es un nombre, no es un señor, es el nombre con el que se conocía antes a Galerías Preciados. Quizás Sederías Carretas y Galerías Preciados os sigues hablando lo mismo, os diré que son unos grandes almacenes o eran unos grandes almacenes. Vale, si tampoco suenan, pues eran los competidores de El Corte Inglés. Quizás El Corte Inglés, si os suena más, es más famoso y sobre todo sigue existiendo, cosa que no ocurre con Galerías Preciados.

Hoy quiero hablaros de un par de palabras asociados a la idea de las rebajas, es decir, comprar productos mucho más baratos de lo habitual. Seguramente habréis escuchado estas palabras, dos palabras que salen habitualmente si seguís algún profesor o alguna profesora en redes sociales, pues suelen explicar el significado y hoy, pues como el significado, ya lo sabéis, que es comprar más barato, voy a explicar algunos posibles orígenes de estas palabras, porque, bueno, pues hay mucha controversia, muchas opiniones sobre cuál es el origen de estas palabras.

Yo voy a contaros todos los orígenes de los que se habla, los que conozco y a partir de ahí, pues cada uno que elija el que más le guste y ya está. Al final lo que se trata es de practicar un poquito, se trata de que escuchéis un poquito de español y sobre todo, pues también que escuchéis historias entretenidas y hoy vamos a ver el origen de estas dos palabras que son súper interesantes. La primera de ellas, el término «chollo», que es un «chollo», bueno, como decía, algo que es muy barato, algo que una oportunidad que no puedes dejar escapar y se emplea muchísimo el lenguaje coloquial en España para hablar, pues, de algo que eso, que se puede conseguir a un precio muy bueno, sin mucho esfuerzo también. Hay dos posibles orígenes de esta palabra.

La palabra «chollo» viene del caló. El caló es un dialecto del español utilizado históricamente por la comunidad gitana en España y en caló «chollo» significa cosa u objeto. Bueno, a lo largo del tiempo el término, pues, se ha popularizado en el lenguaje coloquial, es decir, ya lo utilizamos, pues, constantemente nosotros para hablar de eso, de algo que una oportunidad que no podemos dejar pasar, una oportunidad muy favorable, un trato muy ventajoso en términos, pues, de precio, de calidad o de beneficio. Bueno, es importante destacar que aunque la palabra tiene origen calo gitano, el calo gitano, pues, actualmente está totalmente incorporada en el español, o sea, se utiliza en todo tipo de ámbitos para describir, eso, ofertas y promociones que son muy atractivas.

El otro origen de esta palabra, el otro, digamos, pues, la otra fuente que habla de la origen de esta palabra, pues, bueno, yo os la voy a contar. No sé si es real, si es verídica, pero sí que me parece súper interesante, así que os la voy a contar. El origen de esta palabra se lo debemos a un italiano que llegó a España a mediados del siglo XVIII de la mano del rey Carlos III. Era un hombre de Nápoles, del sur de Italia, que se llamaba Cioglio, a ver si lo digo bien, Cioglio, o Cioglio, bueno, no sé cómo se pronuncia muy bien, pero de ahí que se derivó después hacia la palabra «chollo» y ahora vamos a ver el por qué. Bueno, este hombre llegó ahí a España con, bueno, pues con Carlos III y pidió una licencia para poder poner sillas en las calles en el recorrido de procesiones y desfiles.

Era un tipo, bueno, pues, que tenía una buena visión de negocios y dijo, bueno, pues, yo voy a poner, voy a pedir poner unas sillas en las calles para que la gente, cuando está viendo un desfile, cuando está viendo, pues, una procesión, pues, pueda sentarse cómodamente y pueda estar ahí tranquilamente viendo cómo pasan las carrozas o lo que sea. Por supuesto, este hombre italiano, que no era tonto, pues, cobraba a cada persona por sentarse en cada una de las sillas, es decir, todas estas sillas que estaban puestas en la calle, él había pedido una licencia y, bueno, pues, cogía estas sillas y cobraba a las personas porque se sentaran ahí, pues, para diferentes eventos y al final, pues, bueno, si echáis cuentas, miles de sillas, pues, llevaron a este hombre, a este Cioglio, o Cioglio, como se diga, pues, un gran beneficio económico y de ahí, pues, que haya conseguido juntar una fortuna, pues, muy, muy grande.

Pues, bueno, es esta manera en la que este hombre napolitano se hizo rico gracias a tan solo una licencia y a unas sillas en la calle, pues, hace que se asocie este, esta palabra «Cioglio» como algo que se consigue de manera muy sencilla. Bueno, a mí no me parece sencillo tener, primero tienes que tener la idea y luego ejecutarla, que eso es lo difícil, pues, de todas estas buenas ideas de negocio y al final, pues, este hombre fue, o dicen, uno de los orígenes de esta palabra, de la palabra «Cioglio», pues, asociada a su historia.

Bueno, yo no sé si esto es verdad, la verdad es que, bueno, pues, tiene más sentido para nosotros aquí en España el primer origen del que os hablaba, del caló, pero, bueno, todo está por ver. Esta palabra «Chioglio», al final del episodio os cuento otro significado que tiene, que no tiene nada que ver con esto y ya veréis, ahora os explico el origen de la palabra «Ganga» y luego, al final, os cuento lo de la palabra «Cioglio».

Vamos a ver ahora esta otra palabra, la palabra «Ganga», que de nuevo, pues, significa lo mismo, significa que es algo muy barato, algo que no se puede dejar pasar. La palabra «Ganga» tiene varios significados. En primer lugar, es un ave del orden de, a ver si lo digo bien, los columbiformes, algo mayor que la tórtola, otro pájaro de aspecto bastante semejante a la gorja negra y, bueno, pues, es un pájaro, un tipo de pájaro. No voy a simplificarlo mucho porque aquí no sé si vosotros sabéis de aves o no, yo la verdad es que no tengo ni idea, veo un pájaro y no sé ni lo que es, bueno, algunas sí, pero no muchas. El caso es que este es uno de los significados que tiene la palabra «Ganga», pero hay otro significado que tiene esta palabra, que es el material que acompaña al mineral bruto, pues, en una mina cuando se extrae un mineral, pues, esta parte del metal extraído que se descarta, que digamos que no sirve para nada, que es un elemento inútil, pues, eso es lo que se llama la «Ganga» y esto viene del siglo XIX del francés «gangue» o, bueno, ya sabéis que mi pronunciación de los otros idiomas.

El caso es que, bueno, pues, esta palabra francesa se deriva a su vez del alemán «gangue» que es filón de una mina. Bueno, como os digo, dos orígenes de esta palabra, teniendo en cuenta, pues, que tienen dos significados o tienen dos posibles significados, la primera es la de las aves, ¿no? Bueno, ¿qué pasa? Que hace muchos siglos en España, pues, el origen de esta palabra tiene que ver con, o dicen que tiene que ver con el hecho de que se cazaba la ganga en España y se llevaba al mercado para venderla y que se sirviera de comida, ¿no? Bueno, se trata de una carne dura, dicen, bueno, el precio era mucho más bajo que otras, pues, como la de la gallina o el pavo y al final, pues, se empezó a dar este significado de ganga a un alimento que, pues, bueno, no era de mucha calidad, pero tenía un precio bajo y por ahí esto de que fuera una ganga algo que, bueno, una buena oportunidad, ¿no?

Comprar un alimento que, a pesar de que no era de mucha calidad, pues, tenía un precio bastante más bajo en relación a las gallinas o los pavos, por ejemplo. Bien, el otro significado de ganga, pues, tiene que ver con el hecho de que, bueno, pues, en la mina esta parte que se extrae del metal, pues, bueno, no sirve para nada y digamos que es un elemento inútil. Al final, como veis, son expresiones, son palabras que tienen, bueno, digamos, diferentes orígenes, posibles orígenes, y al final, pues, yo creo que, salvo que en algunas palabras donde sí está muy claro en cuál es el origen de ellas, de su significado, pues, bueno, en otras es pura especulación y, en este caso, pues, en esto se queda, una pura especulación.

Como os digo vosotros, elegid la que más os guste y ya está. Quedaos con eso, practicar un poquito de español y nada más. Bueno, ahora, para terminar, ya os hablo de esta palabra, de la palabra «chollo», que no siempre tiene un significado positivo. Os decía, «chollo», algo que es fácil, algo que, bueno, es barato en relación a… es una buena oportunidad, pero imaginaos que estáis en vuestra oficina a punto de marcharos a casa, contentos, contentas, pensando en que, bueno, pues, vais a ver una película, una serie, yo qué sé, lo que os dé la gana, y de repente aparece por la puerta vuestro jefe y os dice que tenéis que quedaros a hacer otra cosa que no esperabais y, además, que no procede porque ya estábais a punto de marcharos a vuestra casa. Entonces, ¿qué decís en ese momento? «¡Puf, menudo ‘chollo’!» En este contexto, el término «chollo» se utiliza para, de una manera sarcástica, expresar lo contrario a algo que es atractivo, favorable. Es decir, utilizamos la ironía para calificar esta tarea inesperada, que es que nos quedemos en el trabajo para hacer algo que no esperábamos, pues, para nosotros eso es un inconveniente o una carga adicional.

Entonces, este es el uso clásico de la palabra «chollo» también como un significado no positivo, un significado negativo, pues, en el tono totalmente contrario a lo que os vengo hablando en este episodio. Así que, un «chollo» pues también puede ser algo negativo, dependiendo un poco del contexto en el que se utiliza. Así que, bueno, esto es muy interesante, espero que os haya gustado y, nada, os animo, como siempre, os invito a que os suscribáis a la newsletter en www.fluentspanish.express.

Ahí está habiendo muchas novedades. En las próximas semanas voy a hablar de todo eso, estoy haciendo muchas pruebas, muchas cosas, y os adelanto que va a haber una gran noticia en esta newsletter en www.fluentspanish.express. También, si os gusta el podcast, ya sabéis, valorarlo en Spotify. Ya casi 200 personas habéis dado cinco estrellitas al podcast en Apple Podcasts y, bueno, pues, compartirlo con todas las personas que creáis que le puede interesar este podcast para llevar su español al siguiente nivel. Nos vemos el próximo viernes con un nuevo episodio. Espero que tengáis muy buena semana. ¡Adiós! ¡Gracias!

Deja un comentario