71. El menú del día en España

En el episodio de hoy, voy a hablaros de algo muy tradicional en España: el menú del día.

El menú del día es una comida que ofrecen los restaurantes en la que los clientes deben elegir entre varios platos y tienen un precio cerrado o fijo.

No solo voy a explicaros en qué consiste sino, también, cuál es el origen en España.

Espero que os guste.

Notas del programa

Aquí os dejo la escaleta del programa a modo de resumen.

[edd_restrict id=»1035″]

El menú del día en España

El menú del día es un tipo de menú servido en los restaurantes donde se puede elegir entre diferentes platos dentro de una oferta limitada, teniendo este un precio fijo con independencia de las opciones elegidas.​

Por regla general el menú del día tiene dos grupos de elección: uno para el primer plato y otro para el segundo plato. Este tipo de menú es muy habitual en los restaurantes españoles.

La denominación de día viene a aclarar que el menú va cambiando de oferta cada días. Es considerado siempre un menú económico.

El menú del día proviene de un menú turístico impuesto por parte de Manuel Fraga Iribarne, Ministro de Información y Turismo en los años 60 del antiguo gobierno franquista. Durante esta década, España experimentó un boom turístico: pasó de recibir a 2,9 millones de turistas en 1959 a 11,1 millones en 1965. Para agasajarlos, el franquismo instauró políticas de promoción bajo el eslogan Spain is different.

En concreto, en 1964 se creó el llamado “menú turístico”. Este consistía en la obligación por parte de los restaurantes de tener un menú compuesto por distintos platillos. Un primero con entremeses, sopa o crema, un segundo plato de carne, pescado o huevos con guarnición, un postre de fruta, dulce o queso y un cuarto de litro de vino del país, sangría, cerveza o agua.

Los hosteleros debían situar obligatoriamente su menú en un lugar visible y destacado, ofrecerlo a los comensales y servir productos y platos típicos de la zona como la tortilla española, la paella, el cocido madrileño, el “pescaito” frito, entre otros.

Aunque la iniciativa parecía una propuesta de éxito, al principio, fue un fracaso. Los camareros de los restaurantes aconsejaban a los clientes que pidieran “a la carta”, pues afirmaban que la calidad del menú turístico sería muy inferior. Esto llevó al gobierno a obligar a los restaurantes, en 1965, a incluir el menú en la carta y fijar precios máximos.

[/edd_restrict]

Muchas gracias por vuestras valoraciones de 5 estrellas en iTunes, Google Podcasts y Spotify.

Nos vemos en el próximo episodio.